Normativa - hace 6 meses

¿Qué es el Crowdfunding?

La inversión participativa se consolida como una nueva vía de inversión al alcance de cualquier persona.

El micromecenazgo (Crowdfunding) en España recibe formal y legalmente el nombre de plataformas de financiación participativa, regulado por el Título V de la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

Encontramos los siguientes tipos de Crowdfunding, siendo los basados en préstamos y en participaciones, los objetos de regulación de la norma antes mencionada.

Basados en donaciones: Quienes hacen aportaciones monetarias no esperan beneficios de la transacción.

Basados en recompensas: Quienes hacen aportaciones monetarias esperan una recompensa a cambio de su contribución.

Basados en préstamos (Crowdlending): Se financia en masa (con préstamos o créditos) a una empresa a cambio de un tipo de interés (Crowdlending). En este tipo de proyectos los parámetros principales serán el tipo de interés ofrecido al inversor, así como el plazo de la duración del préstamo.

Basados en acciones / participaciones (Equity crowdfunding): Se invierte en un proyecto o empresa y se espera una parte simbólica de los beneficios. En este tipo de proyectos, los parámetros principales serán el porcentaje de participación en el capital de la compañía y la posibilidad del derecho de voto del inversor.

Como toda inversión, no está exenta de riesgos, y hay que ser siempre consciente de ello:  el riesgo de pérdida total o parcial del capital invertido, el riesgo de no obtener el rendimiento dinerario esperado y el riesgo de falta de liquidez de la inversión.

En el caso de financiación mediante emisión de acciones, se deberá informar además del riesgo de dilución de la participación en la sociedad, del riesgo de no recibir dividendos y del riesgo de no poder influir en la gestión de la sociedad.

En el caso de financiación mediante emisión de participaciones sociales u otros valores representativos de capital, se deberá informar además del riesgo de dilución, del riesgo de no recibir dividendos, del riesgo de no poder influir en la gestión de la sociedad y de las restricciones a la libre transmisibilidad inherentes a su régimen jurídico.

La plataforma de financiación participativa no ostenta la condición de empresa de servicios de inversión, ni entidad de crédito y no está adherida a ningún fondo de garantía de inversiones o fondo de garantía de depósitos.

Los proyectos de financiación participativa no son objeto de autorización ni de supervisión por la Comisión Nacional del Mercado de Valores ni por el Banco de España. La información facilitada por el promotor no ha sido revisada por ellos, ni, en el caso de emisión de valores, constituye un folleto informativo aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Te aconsejamos siempre diversificar tus inversiones, nunca juegues todo a una sola carta. Destina a las inversiones solo aquella parte de tu ahorro que puedas permitirte, siendo consciente de que el riesgo de perder el importe invertido siempre existe en cualquier producto de inversión.